PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    


Los beneficios del sol y del calor



En verano está en su pleno esplendor y el termómetro sube peligrosamente. El sol y el calor veraniegos tienen efectos beneficiosos para la salud. Los rayos de sol suponen una inyección de energía y optimismo. Y la prueba de sus beneficios es que, algunos tratamientos médicos se basan en aplicar calor en las partes del cuerpo que deben curarse y, por ejemplo, un baño de agua caliente resultará muy beneficioso en el caso de personas nerviosas, para favorecer el tránsito intestinal o el buen funcionamiento de los riñones.

Con moderación

Si te excedes, el abuso se cobra muy caro y todos sus beneficios se convierten en riesgos para la salud, pero tomando con moderación, el sol es una extraordinaria medicina, y para aprovechar sus efectos beneficiosos son suficientes quince minutos al día. Sus rayos favorecen la formación de vitamina D, que ayuda a fijar el calcio de huesos y dientes, y a tener unos músculos fuertes y sanos.

Además, el calor mejora la digestión y el funcionamiento de los riñones. A todos estos beneficios sobre nuestra salud física, debemos sumar los que ejerce sobre nuestra mente: relaja y mejora el estado de ánimo. Eso sí, no olvides que un exceso de sol o de calor nunca son aconsejables.

Ventajas

El sol ofrece numerosos beneficios para el organismo:

Acné, psoriaisis y otros problemas de piel: El aire y el sol ayudan a cicatrizar y a regenerar la piel, por lo que se recomiendan para tratar ciertas patologías de la piel como la psoriasis. Después de un baño en el mar deja secar la piel al sol.

Estrés y depresión leve: La luz del sol estimula el sistema nervioso y ayuda a combatir la apatía y el estrés. Numerosos estudios han demostrado que los lugares en que la luz solar escasea, los índices de depresión, fatiga, insomnio y suicidio son mayores. Además, el clima cálido tiene un efecto sedante que se recomienda para tratar estados de agotamiento.

Huesos y articulaciones: El calor tiene un efecto curativo sobre los dolores musculares y el sol ayuda a tener unos huesos más fuertes y previene las fracturas en las personas mayores, ya que favorece la fijación del calcio en los huesos.

Infecciones: Aumenta la producción de anticuerpos para combatir virus y bacterias.

Tags: