PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    


Cuidados para el cutis graso



Cuando hablamos de un cutis graso nos referimos a aquellos rostros en los que las glándulas sebáceas producen más grasa de la necesaria y que, junto con las impurezas, pueden llegar a obstruir los poros, creando los antiestéticos puntos negros o granitos. Además, la piel muestra brillos en las mejillas, frente, nariz y barbilla. Para tener un rostro luminoso, puedes seguir una serie de ciudados para el cutis graso que contribuirán a mejorar su estado:

  • Mantén una higiene escrupulosa. Lávate la cara con jabón con un pH neutro o que sea específico para cutis grasos. Hazlo por la mañana y por la noche.
  • Desmaquíllate siempre, aunque no te maquilles, y usa tónico sin alcohol para acabar de eliminar la suciedad, esto es muy imporante en un cutis graso.
  • Utiliza productos cosméticos libres de aceite o no comedogénicos.
  • Si tienes puntos negros o espinillas, no debes tocarlos, ni intentar eliminarlos.
  • Practica algún deporte, ya que con la sudoración se eliminan impurezas.
  • Incluye frutas y verduras en tu dieta, no abuses de la carne ni los productos grasos.

LA NATURALEZA A TU FAVOR

Además de estos cuidados básicos, también puedes hacerte una mascarilla una vez a la semana. Debes aplicártela sobre el rostro limpio y seco. Para ello, usa un jabón o leche desmaquillante adecuada para tu tipo de cutis. Después de la crema limpiadora utiliza un buen tónico sin alcohol que retire los restos de suciedad y grasa. Ahora ya estás lista para recibir los beneficios de la mascarilla que te proponemos.

El mejor momento para aplicarla es cuando estás tomando un baño, ya que el vapor que emana del agua caliente abre los poros y permite que penetren mejor las sustancias activas del producto. Después de retirar la mascarilla con agua tibia, enjuágate muy bien el rostro con agua fría para que se cierren los poros.

CREMA ASTRINGENTE PARA CUTIS GRASO

Con este preparado reafirmarás el cutis y tus poros se reducirán de tamaño gracias a la acción del tomate y la clara de huevo.

INGREDIENTES:

1 clara de huevo
1 tomate maduro
1 cucharada de levadura de cerveza
3 hojas de laurel seco
9 taza de agua

PREPARACIÓN:

Primero prepara una infusión de laurel.Cuando hierva el agua, retírala del fuego, añade las hojas de esta planta y deja que repose hasta que se enfríe. Mientras, monta la clara a punto de nieve. Pela y tritura el tomate y agrégalo al huevo. Por último, incluye en la mezcla la levadura y 2 1 cucharadas de la infusión de laurel.  Remueve todo bien.

USO

Aplica la mezcla con un pincel en las zonas afectadas. Mantenla durante 10 o 15 minutos, pasado ese tiempo límpiate con algodón empapado en la infusión de laurel sobrante.

Tags: