PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    


Como lidiar con los celos entre hermanas



Se supone que ella debería ser tu mejor amiga. Pero admitelo: muchas veces te saca de las casillas y te mueres de celos!!!! Te contamos cómo lidiar con los celos entre hermanas.

  • Sí, es normal:

Tu hermana te llama para contarte que su primera cita con ese chico fue genial. Tu primera reacción es de felicidad. Pero ese sentimiento es seguido por otro que te cuesta admitir: estás celosa. "Esto se da incluso en las mejores relaciones entre hermanas: es normal e inevitable", afirma Tannen. La base para los celos se establece desde el nacimiento. "Como las hermanas buscan aprobación de la misma fuente (la madre), ven a la otra como una rival", sostiene la autora. Pero no es el único factor confiictivo. "La hermana mayor puede sentir que la menor le saca el amor de sus padres. A veces, las mayores son 'obligadas' a querer a la hermanita recien nacida y esto puede sentar las bases de un resentimiento futuro", asegura la psiquiatra Analía Rodríguez.

  • Calma los celos:

Tannen asegura que la clave para controlar ese sentimiento de celos es enfrentarlo. "Las mujeres somos especialistas en incentivar confesiones. Así que cuando le cuentes a tu hermana que estás celosa, esta te va a dar de inmediato un ejemplo de algo tuyo que también la afecta", asegura Tannen, y eso va a ayudarte a ver las cosas desde otra perspectiva.

Si lo que te pone celosa es algo importante (ella está casada y tu ni siquiera tienes novio, por ejemplo), trata de observar la vida de ella en conjunto y no de mirar un solo aspecto. Rodríguez explica que muchas veces, "las mujeres creen que tener mando es la solución a todos los problemas, y ven la situación de la otra como ideal. Pero cuando descubren que esa persona no lo tiene todo, las rivalidades se aplacan". Recuerda: no hay vidas perfectas.

  • Un beneficio extra:

Tannen descubrió que los celos son uno de los mejores motivadores. "Las mujeres naturalmente tienden a compararse con sus hermanas y a querer superarlas", afirma. Según esta especialista, "las hermanas celosas son propensas a darle mucho empuje a su carrera".

¿Cómo convertir esto en una ventaja concreta? La clave es estar al día con tus objetivos, ya sea armándote una lista o poniéndote un plazo límite. Por ejemplo: "Para la primavera voy a lograr que me den estas dos nuevas responsabilidades". Este es el equivalente a cumplir con las tareas que te asignaban tus padres cuando eras chica. "Aunque no te dieran un premio, haberlo hecho mejor o más rápido que tu hermana era suficiente", agrega Tannen.        



Imagenes: