PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    


Kiwi ZESPRI, ¡la mejor fruta del verano!



Llega el verano, y con él el buen tiempo, la piscina, la playa, el bañador… y casi siempre, la operación bikini. La verdad es que una de las cosas que siempre sacamos en claro de la época de las dietas es que en nuestra alimentación cotidiana, hay que aumentar la cantidad de frutas y verduras.

Yo lo he puesto en práctica, y tengo que reconocer que no me cuesta mucho, sobre todo, si se trata de incluir en mi dieta alimentos tan deliciosos como los kiwis. No lo dudes más y prueba unos deliciosos kiwis ZESPRI®, que además de ser sanísimos van genial para la línea. Y es que tienen mucha fibra y pocas calorías.

El kiwi ZESPRI GREEN® es ideal para introducer como merienda en tu dieta, o incluso en el desayuno, ya que la fibra ayuda al tránsito intestinal y al ser poco calórico, es la opción ideal para introducer en tu dieta. Por cierto, el kiwi ZESPRI GREEN® es ovalado y tiene piel vellosa, y por dentro es de color verde. Su sabor es un poco agridulce, pero delicioso.

Claro, que si prefieres una fruta algo más dulce, tienes el kiwi ZESPRI GOLD®, con un sabor más dulce y una pulpa dorada. Es sanísimo, ya que tiene una gran cantidad de vitamina C y vitamina E. Además, es una fuente importante de ácido fólico, ideal si estás pensando en quedarte embarazada, o si ya lo estás (claro, es que ahora tienes que cuidarte mucho).

No me digas que no te está apeteciendo un delicioso kiwi… Pues te voy a contar un secreto para que disfrutes más todavía de su sabor: ponlo en el frigorífico y deja que se enfríe un poco antes de comértelo, ya versa qué bueno está.

Además, hay algunos consejos que debes tener en cuenta para poder disfrutar al máximo de tus kiwis: no los dejes en mismo frutero que las peras y las manzanas, porque las toxinas que liberan estas frutas hacen que maduren antes.

Es mejor que los guardes por separado para que aguanten más tiempo, en torno a las dos semanas. Para saber cuándo está a punto para comer, presiona con los dedos suavemente el kiwi, y si su piel se hunde un poco, ¡prepárate para disfrutar del sabor del kiwi, porque ya está listo para comer!



Imagenes: